Los análisis que se han desarrollado y que se realizan actualmente, se pueden agrupar en: análisis físico – químicos de suelos y sedimentos.

Esta metodología se basa en la metodología analítica desarrollada por la edafología y la sedimentología e incluye a los análisis de: color, textura, morfología y mineralogía de la fracción arena, clase textural, densidad aparente y real, espacio poroso, pH, materia orgánica, capacidad de intercambio catiónico, salinidad total, fosfatos, carbonatos y calcio.

Esta batería de análisis se aplica a problemas identificación y caracterización y génesis de los estratos, a la identificación de áreas de actividad, al diagnostico de la fertilidad potencial, a la caracterización de la materia prima para la elaboración de la cerámica, entre otras aplicaciones

Análisis Petrográficos.

Este análisis se centra en la identificación de los minerales y sus asociaciones que establecen. Implica la preparación de una lámina delgada y su posterior análisis al microscopio petrográfico.

El análisis se aplica a materiales arqueológicos como: cerámica, lítica, estuco, bajareque, adobes, así como a suelos y sedimentos. Con este procedimiento se logra: caracterizar a los materiales, establecer procedencias o regiones geológicas de la cual procede la materia prima, cualidades tecnológicas, por mencionar algunas aplicaciones.

El laboratorio cuenta con un acervo bibliográfico especializado, así como material didáctico como: fotografías, muestras de suelo de los diferentes sitios trabajados, presentaciones en Power Point de temas relacionados con el área de trabajo. Además se da asesoría a arqueólogos y/o investigadores del INAH o de otras instituciones que así lo soliciten.

 

Tel: 56-06-03-30 Ext: 245
Coordinación Lic. Arqueología