POSGRADO EN ANTROPOLOGÍA FÍSICA

LGAC
Línea de Especialización
Profesores de tiempo completo adscritos a la línea
Antropología física, salud y sociedad
(Estancia postdoctoral CONACYT 2014-2016)
Antropología, desigualdad social y violencia
 Antropología física, percepción y espacio  

 www.antropologiafisica.org

INTRODUCCIÓN

A finales de los años setentas, y rescatando las corrientes críticas y políticamente comprometidas y contestatarias de las ciencias sociales latinoamericanas, se trascendió la mirada biologicista en el estudio de la variabilidad biológica humana, que la aprehende como resultado de adaptación biológica al “medio ambiente natural”. Como consecuencia, en la ENAH, en ese periodo comenzaron a desarrollarse perspectivas teóricas y metodológicas que pretendían lograr su conceptualización como proceso social, a la vez, condicionante y producto de las relaciones sociales en las que el desarrollo biológico humano tiene lugar, enmarcado en un momento político y preciso de la historia y de la cultura.

Esta nueva mirada reconoció que:

Las condiciones en las que viven y trabajan las personas pueden ayudar a crear o destruir su salud: la falta de ingresos, la vivienda inadecuada, los lugares de trabajo inseguros y la falta de acceso a los sistemas de salud son algunos de los determinantes sociales de la salud que generan inequidades entre los países y dentro de ellos.

Adicionalmente, aceptó también que dichas inequidades tienen su origen en sistemas políticos, económicos y sociales organizados a nivel internacional a través de relaciones de poder y dependencia, que permiten la apropiación privada de la riqueza socialmente producida y la socialización de las catástrofes y las pérdidas. Por tanto, aprender, analizar y cuestionar esta lógica planetaria es importante para la línea, además de dar cuenta de las diferentes perspectivas con las que se ha estudiado el desarrollo biológico humano, la enfermedad y la formación básica teórico-metodológica básica en antropología física.

Desde esta nueva perspectiva crítica, la variabilidad biológica humana también dejó de ser solamente comprendida a partir de rasgos morfofuncionales o bioquímicos de individuos o suma de individuos (poblaciones), para incorporar al panorama de análisis la dimensión política de diferencias hasta entonces inéditas para la disciplina, como son los perfiles patológicos y las esperanzas de vida observables entre los diferentes grupos sociales. Resultado de la desigualdad social.

Esta corriente crítica de pensamiento tuvo su expresión más acabada y con mayor impacto político y trascendencia en toda América Latina en la medicina social/salud colectiva, impulsada a mediados de los años setentas por un grupo desde la Organización Panamericana de la Salud. Así, mirar políticamente la distribución desigual de las diversas manifestaciones del desarrollo biológico humano, la enfermedad y la muerte como una expresión más de la variabilidad biológica humana, pero imbricada con el desarrollo social, se convirtió en una posibilidad antropofísica.

Por tanto, en esta línea de especialización convergen las ciencias sociales, la antropología física y la medicina social/salud colectiva para el correcto abordaje del desarrollo biológico humano y los perfiles epidemiológicos diferenciales inexorablemente atados a la desigualdad social, en sus contextos sociohistóricos y políticos. Sin embargo, a diferencia de la medicina social, que mira más los macroprocesos y su impacto en la enfermedad y la muerte, esta línea recupera las condiciones de vida, la cultura y las acciones de los sujetos estudiados, así como también su desarrollo biológico con indicadores que no se agotan en patologías, para el análisis de estos diferenciales.

Consecuentemente, esta línea no es sólo una propuesta teórica y metodológica, sino también una manera de comprometerse con acción política en la medida en que rescatar la “variabilidad biológica” como resultado de la desigualdad social tiene como fin denunciarla y comprometerse con lograr contextos más justos para todos.

Justificación antropofísica

El rasgo distintivo de… [los enfoques biosociales en la antropología física] es reconocer que la estructura de la sociedad, en interrelación con la cultura y la acción de los actores, influencia profundamente [el desarrollo biológico humano y] quién va a estar sano y quién va a enfermarse o a morir, cómo y de qué. Estudia a las poblaciones como colectivos y no simplemente como una suma de individuos aislados. Se centra en [el desarrollo biológico humano, en] la salud y la enfermedad de grupos sociales que viven y trabajan de maneras específicas, y no en las enfermedades clínicas [o sólo en procesos biológicos].

Mira [al desarrollo biológico humano], a la salud y a la enfermedad de una manera dialéctica y dialógica y entiende que la atención de la salud es parte de un proceso histórico y social. Enfatiza el hecho de que los procesos sociales e históricos tienen un peso importante en la relación: base material – orden simbólico – acciones en salud, tanto para los individuos como para los grupos sociales…. Busca desarrollar una metodología que enriquezca la investigación cuali y cuantitativa con perspectivas históricas y culturales, que considere las acciones de las colectividades; haciendo esto intenta superar las limitaciones de un abordaje positivista y reduccionista, común tanto a la [antropología física, y a la] medicina clínica tradicional, como a la salud pública… [Por tanto] asume que cualquier discusión sobre [biología humana y] salud es, hoy, inevitablemente, una discusión internacional y política.

Desde esta perspectiva antropológica, a diferencia de la medicina social, hace énfasis en la cultura y las prácticas sociales de los grupos sociales que investiga. La línea recupera el estudio de la “biología humana” en el contexto de la sociedad a partir de una triple dimensión en articulación recursiva permanente que reconoce y enfatiza el papel político de la desigualdad social en la variabilidad humana y la aprehende, por tanto, como un hecho social, no “natural”. Así, mira las expresiones psico-biológicas materiales, que son múltiples y diversas en los seres humanos; las interpretaciones que desde la cultura y el lugar que los grupos ocupen en la topología social desigual realizan sobre estas manifestaciones psicobiológicas y las prácticas sociales que en diferentes momentos históricos se ponen en marcha para simbolizarlas, entenderlas, explicarlas, ritualizarlas, promoverlas, controlarlas, evitarlas y/o resolverlas.

Es a partir de este marco que la línea recupera para su análisis todos los procesos biológicos de los seres humanos, pero integrándolos recursivamente a la dinámica macrosocial y política, considerando incluso el análisis de los espacios que cotidianamente ocupamos, en los que vivimos, convivimos con las demás personas, en los que laboramos, en los que encontramos un lugar de esparcimiento y que significamos de distintas formas, adecuándonos de diversas maneras a ellos –y viceversa–. Por tanto, da cuenta de los grandes problemas contemporáneos que impactan dichas relaciones recursivas, tales como el modelo económico neoliberal, las relaciones de poder en todos sus niveles, la desigualdad social exacerbada por dicho modelo neoliberal en sus múltiples manifestaciones “biológicas”: el crecimiento físico desigual, la alimentación, las discapacidades, la violencia en sus diversas manifestaciones (incluido el llamado acoso laboral o mobbing, la guerrilla, la estructural y la del estado), las migraciones, la discriminación, las nuevas identidades sexuales, la enfermedad, la destrucción del medio ambiente, etc.

Líneas de especialización

  • Antropología física, salud y sociedad
  • Antropología, desigualdad social y violencia 

Objetivos

  • Recuperar teórica y metodológicamente la relación entre la “biología humana” y la dinámica de la sociedad en su triple dimensión: expresiones psico-biológicas materiales en los seres humanos; interpretaciones que desde la cultura se realizan sobre estas manifestaciones y prácticas sociales macroestructurales, institucionales y cotidianas que se ponen en marcha a partir de la interacción recursiva de estas esferas.
  • Reconocer el impacto de la desigualdad social en la variabilidad biológica humana.
  • Desarrollar una postura antropofísicas propia a partir del manejo de la literatura científica actual sobre la relación entre antropología y salud.
  • Diseñar, aplicar y codificar encuestas.
  • Elaborar libros de códigos.
  • Diseñar, capturar y analizar bases de datos.
  • Manejar del SPSS y el Atlas ti o similar.
  • Analizar e interpretar datos epidemiológicos.
  • Diseñar y aplicar métodos cualitativos de investigación.
  • Elaborar preguntas de investigación y estructurar proyectos congruentes con ellas, diseñar metodologías apropiadas para analizarlas, así como comunicar idóneamente sus resultados en textos científicos y eventos académicos.

Profesores externos

 

  • Dr. Francisco Delfín Gurri García. Doctor en Antropología, profesor-investigador, El Colegio de la Frontera Sur, Unidad Campeche.
  • Dra. Patricia Molinar Palma. Doctora en Antropología; jubilada como profesora-investigadora de tiempo completo, Universidad Autónoma de Sinaloa.
  • Dra. Rosa María Ramos Rodríguez. Doctora en Antropología; profesora-investigadora, Instituto de Investigaciones Antropológicas, Universidad Nacional Autónoma de México