Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del inicio de periodo de campaña

Los estudios etnohistóricos se han realizado ante problemas específicos de la antropología, cuando ha sido necesario introducir un enfoque histórico que posibilite el abordaje y esclarezca cada uno de esos problemas.

Así, la escuela mexicana de antropología creó en 1953 un área de especialización que permitiera abordar documentos de la escritura mesoamericana y confrontarlos para su validación con el dato etnográfico.

Desde ese modesto origen, los etnohistoriadores ampliaron su interés a otras fuentes, problemáticas y campos de trabajo, donde la conjunción de historia y antropología les permite esclarecer el mundo del "otro", independientemente de que éste se encuentre en el pasado o en el presente, se trate de un grupo marginado o dominante, posea o no escritura, entre otros aspectos.

El éxito obtenido por el paradigma de los etnohistoriadores llevó a la conformación de la Licenciatura en Etnohistoria en 1973. Desde entonces y hasta la fecha, la licenciatura ha crecido cualitativa y cuantitativamente, en la actualidad enfrenta una crisis de crecimiento que nos obliga a un replanteamiento constante de nuestro quehacer antropológico.

 

Objetivo:

El objetivo general de la Licenciatura en Etnohistoria es formar profesionales con sentido crítico para abordar una diversidad de problemas de carácter social y cultural de México y Latinoamérica.